«A mi hijo me lo han detenido injustamente, pero toda mi familia va a votar por Bukele»

“Mi hijo no es pandillero y me lo han detenido injustamente, por el régimen de excepción”, dice al borde del llanto José Santana Guzmán, un hombre fornido de 61 años.

Habló con BBC Mundo, María Hernández y Wendy Rivas, madre y compañera de vida respectivamente de Fredy Orlando Guzmán, uno de los 76,757 individuos detenidos por el Estado salvadoreño desde que el presidente Nayib Bukele implementó el estado de excepción a finales de marzo de 2022.

La medida ha sido bastante criticada por violaciones de derechos humanos, detenciones sin fundamento, infracciones al debido proceso y abusos que han resultado en la muerte y tortura de varios reclusos. Pese a las críticas, esta es la acción más respaldada dentro de las iniciativas implementadas por el gobierno, su «guerra contra las pandillas», que ha logrado reducir los índices de homicidios en un país que fue considerado el más violento del mundo.

El éxito en la reducción de homicidios ha impulsado la popularidad de Bukele, quien se presenta como el favorito en las elecciones de este domingo. Encuestas recientes otorgan al oficialismo una victoria aplastante, con mediciones que le dan un 82%, 90% y 87% de intención de voto válido, según la UCA, la Universidad Francisco Gavidia y Fundaungo, respectivamente. En comparación, en 2019, Bukele ganó su primer mandato con el 53%.

“Yo votaré por Bukele y es que ahora una, cuando sale, se siente libre, tranquila”, agrega Wendy, la pareja de Fredy, sobre la paz recuperada tras años de control, violencia y extorsiones de las pandillas.

“Y el que es delincuente tiene que pagar por ser delincuente. Lo que sí no nos parece es que los señores fiscales, quizás para congraciarse con el señor presidente, hagan un montaje como decir que jóvenes que no son pandilleros sí son pandilleros, como mi hijo”, dice José.

La «guerra a las pandillas» ha convertido a El Salvador en un país mucho más seguro, pero también en el que tiene la mayor tasa de población encarcelada en todo el mundo.

José, de 61 años y empleado de la Dirección General de Centros Penales durante 26 años, ha sido custodio en diversas cárceles de El Salvador. Experimentó la peligrosidad de los años en que los funcionarios de prisiones eran blanco de pandillas como MS-13, Barrio 18-Sureños y Barrio 18-Revolucionarios. Aunque muchos de sus compañeros perdieron la vida en manos de pandilleros en el pasado, José comenta que ahora se siente más seguro al salir a la calle.

El 2023 Salvador cerró con una tasa de 3,4 homicidios por cada 100.000 habitantes (2,4 según el gobierno, que excluye del conteo los homicidios provocados por las fuerzas de seguridad y ciudadanos que matan en supuesta legítima defensa). En 2015, la tasa fue de 106, siendo la más alta del mundo.

Otros delitos relacionados con el actuar de las maras o pandillas, como la extorsión o la desaparición de personas, también presentan mínimos históricos.

Detenido en una cancha de fútbol: La historia de Fredy

Fredy, representante del equipo en el cantón Concepción de El Carmen, fue detenido el 14 de enero de 2024 mientras estaba en una cancha de fútbol. A pesar de su delicado estado de salud, su familia posee una carta del presidente de la liga municipal que destaca su papel activo en la coordinación de eventos deportivos en la comunidad. La detención, realizada por un grupo de policías, se produjo bajo el régimen de excepción en El Salvador, generando temor en la población.

La noticia de la detención de Fredy, luego de 21 meses de moverse con libertad bajo el régimen, impactó a su familia. Desconocen los motivos y solo pueden especular, considerando su previa absolución de un proceso en 2021 y una posible denuncia falsa de pandillerismo. Encarcelado, la familia teme por su vida, especialmente debido a su condición médica de hipertensión arterial esencial diagnosticada durante su paso por la cárcel en 2021.

No es un caso aislado: Vínculos entre detenciones y apoyo a Bukele

La lealtad hacia el presidente Bukele por parte de familiares de detenidos bajo el régimen de excepción no es única. La abogada Roxana Cardona estima que al menos el 30% de estos familiares votarán por Bukele. Aunque miles fueron detenidos arbitrariamente en los 22 meses de vigencia del régimen, la influencia de las maras ha disminuido en varias comunidades. Cardona sugiere que el apoyo a Bukele entre los afectados tiene un componente religioso, evidenciado por el «fanatismo ciego» que encuentra en algunas familias.

Impacto familiar ante detenciones en El Salvador

Este domingo, día de las elecciones, Fredy cumple tres semanas detenido. La familia, en una modesta vivienda en un cafetal, enfrenta la imposibilidad de costear un abogado. «¿Cree que si él fuera culpable íbamos a meternos en un gasto de ese tipo?», cuestiona Wendy. El padre, José, lamenta las detenciones y expresa que, aunque el presidente Bukele está haciendo bien las cosas, la autoridad se excede en las capturas. El Movimiento de Trabajadores de la Policía Nacional Civil ha recibido denuncias de cuotas diarias de arrestos, pero la madre, María, se muestra contenta con Bukele.

Fuente: BBC

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba