Argentina muestra signos de recesión y anticipan un “desastre”

Javier Milei había anticipado que Argentina ingresaría en una estanflación, una combinación de inflación y recesión

El dato sorprende, porque a pesar de que en campaña se había prometido una estanflación, lo que se ve en el primer mes de Javier Milei en la Presidencia de la Nación es una fuerte recesión. Es que el consumo básico, el gasto de los hogares en comercios y supermercados, tuvo un derrumbe importante en diciembre, el mes donde históricamente más crece. El peor impacto se lo llevaron los comercios barriales, que pusieron sus ventas en terreno negativo, mientras que los hipermercados vendieron en volúmen menos de la mitad que en noviembre.

Esto se debió a la liberación de precios de alimentos y bebidas, a la devaluación que detonó los ingresos y la cautela de los consumidores sobre un futuro de aumentos generalizados en otros rubros como prepagas, combustibles, colegios, indumentario y tarifas de los servicios. De todos modos, esa no es la peor noticia: fuentes del sector ya avisaron a este diario que «enero tiene números de desastre».

Los datos antes mencionados son parte de un informe de la consultora Scentia, que refleja que en diciembre las ventas en todos los canales (hiper, chinos y barrios) de todo el país crecieron 1,4 por ciento, muy por debajo del 7,7 por ciento de alza que se dio en noviembre. Visto por zonas, en el AMBA las ventas crecieron 2 por ciento contra 8,2 de mejora en noviembre; mientras que en el interior quedaron al borde de entrar en terreno negativo: en diciembre, crecieron 0,9 por ciento, contra un alza de 7,3 por ciento en noviembre.

Naturalmente, la liberación de precios y la devaluación pegaron más duro en los barrios y se desplomó la venta en autoservicios y locales de cercanía o chinos: según Scentia, en diciembre las ventas en esos locales cayeron 2,9 por ciento, cuando en noviembre habían subido 5 puntos. En los hipermercados, en tanto, las ventas crecieron sólo 5,9 por ciento, cuando venían de un noviembre con una mejora del 10,4 por ciento. En el AMBA, en tanto, la desaceleración en ventas de los híper fue mayor y subió 4,1 por ciento.

Vale decir que en los hipermercados, además de la liberación de precios, lo que pegó negativamente en las ventas fue el final de los acuerdos de precios como Precios Justos, que en algunos casos explicaban hasta 15 puntos de la facturación total diaria de las grandes superficies.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba