Billetera Móvil, la apuesta futura de Tigo que ya movió en Bolivia $us 1.000 millones en un año

De Tuffí Aré Vázquez para Asuntos Centrales

Mauricio Ramos, el colombiano que lidera Millicom, la compañía dueña de Tigo, ha vuelto a visitar Bolivia después de cuatro años. Desde entonces y hasta ahora, la digitalización del país y la construcción de la autopista digital para el acceso a internet ha seguido una tendencia de crecimiento altamente exponencial, en medio de la pandemia. Así lo demostró con cifras en una entrevista con Asuntos Centrales el CEO de la empresa global que ha invertido $us 5.000 millones en los últimos tres años, especialmente en Panamá, Nicaragua, Guatemala, Paraguay y Bolivia, después de desinvertir en seis países de África.

La apuesta de futuro de Tigo en productos digitales indudablemente es en inclusión financiera. Una muestra es el siguiente indicador: el año pasado la billetera móvil ya produjo transacciones de $us 1.000 millones en Bolivia y ha tenido registrados 1 millón de usuarios.

“En adelante el siguiente uso del celular será de billetera móvil. En Bolivia esta tendencia será más rápida que en países desarrollados. La pantalla de teléfono se usa para pagos chicos y tiene una gran capacidad de procesamiento y de seguridad para ser billetera móvil. Aquí hay ya entre 5 mil a 8 mil puntos de comercio para pagar con Tigo Money. En el futuro es el producto que tendremos de mayor impacto social. Dentro de diez años llegará a todos los que tienen celular. Un 85 a 90% de los usuarios de billetera móvil nunca tuvo relación previa con el sector financiero. Esto es de gran impacto para las microempresas”, explicó Ramos.

INVERSIÓN EN BOLIVIA: $US

150 MILLONES AL AÑO

Pese a la pandemia, Millicom no paró sus inversiones promedio de $us 130 a 150 millones cada año en Bolivia, sobre todo en la expansión de la autopista digital, según Ramos.

Dijo que Tigo genera 2.700 empleos directos y alrededor de 90 mil indirectos, además de contar con 93 mil puntos de presencia en todo el territorio boliviano y unos $us 80 millones a 100 millones por año de pagos en impuestos.

También mencionó la siguiente cifra para ilustrar cómo el servicio creció diez veces más en los recientes siete años: en 2015 habían en el país 150.000 hogares con internet fijo y ahora se cuenta con 1.700.000 hogares con acceso, de los que 700.000 tienen el servicio contratado.

“Ahora llegamos prácticamente a todas las cabeceras municipales, que son 340. Ya está casi construida toda nuestra autopista digital, atendiendo a un 95% en voz y a un 70% de la población en datos. Cada nuevo año debemos construir un nuevo carril, ya que el consumo de datos aumenta en un 20 a 30% respecto al año anterior y el precio del paquete prácticamente no cambia. Son servidores, conexiones, kilómetros de fibra y nuevas salidas de acceso a internet. Ahora contamos con cuatro salidas y teníamos menos. Estamos conectando nuestra red con fibra a la operación de Paraguay”, sostuvo Ramos.

LA CARTERA

DE PRODUCTOS

Sobre su cartera de productos en Bolivia, destacó los avances con Tigo Sport en la televisión, especialmente con la producción de los partidos de fútbol en alta definición, con 12 cámaras y, ahora, la implementación del VAR.

Otro servicio que resaltó es Tigo Business para los empresarios, con el desarrollo de acuerdos con Amazon y Microsoft, de manera de ofrecer todas las herramientas de IT. “Hemos puesto foco en las medianas, pequeñas y grandes empresas de Bolivia que necesitan servicio en la nube. Se han desplegado 20 mil kilómetros de fibra”, expresó.

Por último, informó de que la conexión de internet fija avanza en Bolivia cada año a un ritmo de unos 250 mil hogares.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba