Centenares de personas despiden en Moscú a Mijaíl Gorbachov, el último líder de la Unión Soviética

El presidente ruso, Vladimir Putin, se excusó por un “tema de agenda”, pero el mandatario se despidió de Mijaíl Gorbachov el jueves en el Hospital Clínico Central de Moscú donde murió el último dirigente soviético

Miles de personas despidieron este sábado en la histórica Sala de las Columnas de la Casa de los Sindicatos en Moscú al último dirigente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, que falleció el martes a los 91 años en la capital rusa.

La sala abrió sus puertas a las 10.00 hora local (08.00 hora española) e iba a cerrarse dos horas más tarde, pero los rusos seguían haciendo cola pacientemente para entrar a dar su último adiós a Gorbachov, cuyo féretro con dos guardias de honor a cada lado estaba expuesto en dicha estancia, reservada a personalidades ilustres.

El presidente ruso, Vladímir Putin, no asistió a las exequias del único y último presidente de la URSS, oficialmente “por agenda de trabajo”.

Putin sí hizo una breve visita el jueves al Hospital Clínico Central de Moscú, donde se encontraban los restos mortales del exdirigente soviético, y depositó junto a su ataúd un ramo de flores rojas.

El acto de hoy, además, no cuenta con la categoría de funeral de Estado. “Incluirá algunos elementos estatales”, prometió el pasado jueves el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Una mujer despide al último dirigente de la Unión Soviética, Mijaíl Gorbachov, en el Salón de las Columnas de la Casa de los Sindicatos en Moscú. EFE

Hasta dos horas han tardado en entrar muchos ciudadanos, acompañados por un fuerte dispositivo policial con vallas y arcos de seguridad, en el histórico edificio para rendir homenaje al exmandatario y a depositar rosas y claveles delante del ataúd.

Familiares del exmandatario se han sentado a la derecha del féretro, detrás del cual había una bandera rusa con un lazo negro, mientras por delante han pasado varios cientos de ciudadanos, tanto familias con niños pequeños como adolescentes y mayores, tanto rusos como extranjeros.

De momento el único mandatario extranjero que ha viajado a Moscú para despedirse de quien es considerado uno de los políticos más relevantes del siglo XX en Occidente ha sido el primer ministro húngaro, el ultranacionalista Viktor Orbán.

También se han despedido del padre de la perestroika los embajadores de EE UU, el Reino Unido y Alemania, entre otros.

Entre las personalidades rusas que querían rendir homenaje a Gorbachov estuvieron el periodista ruso Dmitri Murátov, premio Nobel de la Paz 2021, y director del periódico independiente Nóvaya Gazeta, cerrado en Rusia y que el fallecido político ayudó a fundar.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba