Eduardo Del Castillo dice que no le preocupa lo que pueda decir Sebastián Marset

Sebastián Marset denunció a través de dos videos la supuesta complicidad de la Policía y la Fiscalía con el clan del narcotraficante

El ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo aseguró que al Poder Ejecutivo no le preocupa lo que pueda revelar el narcotraficante Sebastián Marset en la entrevista que se divulgará el domingo a través del programa Santo y Seña del Canal 4 de Uruguay.

“No tomamos en serio lo que dicen los delincuentes, sean feminicidas, ladrones, narcotraficantes y otros”, dijo la autoridad a El Deber tras ser consultado sobre la entrevista.

Marset es buscado desde finales de julio en Bolivia luego de que fugara una hora antes de que se ejecute un operativo policial que buscaba su captura. El extranjero vivió durante meses con una identidad falsa en Santa Cruz, en donde incluso tenía un equipo de fútbol inscrito en la ACF y en el que participaba como jugador los fines de semana.

El uruguayo es acusado de liderar una red de narcotráfico que operaba en varios países de Sudamérica y en los últimos cuatro meses, ha aparecido en dos ocasiones publicando videos en donde ha cuestionado la labor policial e incluso, en uno de ellos, agradeció a un jefe de la Felcn por haberle dado aviso para que pueda escapar.

El programa Santo y Seña del Canal 4 de Uruguay informó que el contenido de esta entrevista será revelado este domingo en una edición especial.

Al respecto, Ismael Villca, director nacional de la Felcn, señaló a UNITEL que Marset es una persona buscada y es considerado como un narcotraficante en Bolivia por lo que “no nos preocupa” y “no nos interesa esa declaración que pueda realizar porque estamos abocados a desbaratar totalmente esa organización” en donde “solo nos falta él para cerrar el caso”.

Sebastián Marset es buscado en Bolivia, Brasil y Uruguay. Interpol lo definen como narcotraficante líder de la organización denominada Primer Cartel Uruguayo (PCU) y es considerado jefe de una organización criminal que fue objetivo de la operación “A Ultranza Py”, el mayor golpe al crimen organizado y lavado de dinero en Paraguay, de la que estaba a cargo el fiscal, Marcelo Pecci.

Marset negocia la entrega de su familia en Uruguay

El abogado del narcotraficante Sebastián Marset, Santiago Moratorio, se reunió con la fiscal de Estupefacientes Mónica Ferrero para decirle que el delincuente estaba dispuesto a permitir que su familia se entregue a la Justicia uruguaya bajo algunas condiciones, informó radio M24 de Uruguay.

Precisamente, según informó Informativo Sarandí y confirmó Montevideo Portal con fuentes del caso, Marset pidió a través de su representante legal que no le impusieran a su esposa, Gianina García Troche, prisión preventiva al llegar al país.

Ante esto, la fiscal Ferrero le explicó que es algo que se debe coordinar con las autoridades de Interpol. Hasta el momento, esa división del Ministerio del Interior no ha tenido novedades sobre el tema. Cabe aclarar que la fiscal no está negociando con la defensa del delincuente, pero se puede presumir que la consulta a ella llegó por ser referente en Uruguay de narcotráfico internacional.

En el encuentro con Ferrero también se argumentó que Marset quiere que sus cuatro hijos se críen en Uruguay y que su esposa se someta a un proceso judicial en tierras locales, porque aquí “se respeta la institucionalidad”.

Dicen que son inocentes

Para Santiago Moratorio, asesor legal de la familia Marset, Diego Alba Marset y Mauro García Troche, medio hermano y cuñado del narcotraficante respectivamente, son inocentes.  

Esta semana se conoció que el abogado de la familia de Sebastián Marset quiere negociar con la Fiscalía de Estupefacientes de primer turno que encabeza Mónica Ferrero, para que Diego Alba Marset y Mauro García Troche, medio hermano y cuñado del narcotraficante, se entreguen.

La información fue difundida por Búsqueda y Telemundo. De momento la magistrada se niega. Tanto el medio hermano de Marset como el cuñado se encuentran prófugos de la Justicia de Bolivia y Paraguay por pertenecer al grupo criminal de narcotráfico y lavado que lidera Marset. 

Telemundo consigna, según informe de la Policía paraguaya, que Mauro García Troche administraba un campo de 230 hectáreas, propiedad de Marset, al tiempo que habían adquirido 1.789 cabezas de ganado. 

Esta investigación sitúa a Diego Alba Marset como nexo con grupos criminales bolivianos, quien viajaba en aviones privados a Bolivia. 

Moratorio sostiene que sus dos clientes son inocentes y son perseguidos por ser familiares de Marset.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba