El Censo, campo de batalla de Camacho vs. Jhonny

Texto de Hernán Cabrera Maráz

“Divide y reinarás”. Confronta, polariza, enfrenta, insulta. Moviliza y vence.
“En política al enemigo político no hay que neutralizarlo, hay que eliminarlo”.
Eso lo sabe muy bien el poder central. Estratégico e inteligente que van cumpliendo con sus objetivos. La oposición no sabe desenvolverse en estas tormentas grises.
El gobernador Luis Ferniando Camacho y el alcalde Jhonny Fernández son instrumentos de la VIOLENCIA política y de la confrontación. Han convertido el censo, una demanda necesaria e importante, en el campo de SU BATALLA política, en un instrumento de la polarización.
Camacho, que CONFUNDE su rol de cívico y dirigente sindical, con su alto cargo de gobernador. Es parte de la estructura del Estado. Y está propiciando un paro contra ese mismo Estado. Quiere que todos le sigan su juego y al que no lo hacen, su gente, empieza a apuntar a “los traidores de Santa Cruz”.
Fernández, que golpeado con una serie de ESCÁNDALOS DE CORRUPCIÓN e ineficiencia en su gestión, es un alfil y aliado del poder central para desbaratar las intenciones de un próximo paro, que reclama el Censo en el 2023. No quiere entender que el Censo generará más recursos económicos para el Municipio más rico del país: Santa Cruz de la Sierra, ciudad que debe tener un desarrollo con rostro humano.
Ambos están usando a sus bases sociales, a sus organizaciones cívicas, sindicales, empresariales, a sus dirigentes para imponerse y gritar bien quién es el más fuerte, quién es el que MANDA en Santa Cruz.
La pretendida UNIDAD de Santa Cruz está partida en miles de pedazos. Ambos lograron dividir las aguas. Aguas que no pudieron apagar un voraz incendio en el Mutualista, hecho que también está siendo usado para la confrontación.
Ambos con sus “partidos”, UCS y CREEMOS nos están conduciendo a un ABISMO, y el MAS eso lo sabe e incentiva la pugna entre ellos. Es que el poder no se lo ejerce repartiendo bombones o claveles, ni abrazos; se lo ejerce haciendo uso de todos los mecanismos para conseguir objetivos inmediatos, mediatos o a largo plazo. UCS y CREEMOS no son proyectos políticos de magnitud y con cohesión ideológica, son simplemente caprichos y comparsas de sus caudillos.
En política nada es casual, ni improvisado y lamentablemente Santa Cruz ha sido un laboratorio de proyectos conservadores, que aprovecharon los cabildos multitudinarios para convertirse en agrupaciones políticas y en gobernadores. Ahí están los casos de Rubén Costas y Camacho, dirigentes cívicos y luego jefes políticos.
Precisamente esta pugna, estos hechos, este juego de intereses, los paros, los consensos y disensos, son parte de las expresiones de la democracia, que cada vez está más fortalecida y debemos preservarla. El 10 de octubre de 2022, Bolivia CUMPLIRÁ 40 AÑOS de vida democrática.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba