El segundo paro por el censo resulta más tenso, pero con escasa circulación y lluvias en la mayor parte de la capital cruceña

Con el alcalde desmarcado y con dos ministros piloteando el desbloqueo, incluso apelando a tractores. y maquinaria pesada, el paro por el censo ha cumplido sus primeras horas con muchas calles y avenidas cruceñas con escasa circulación vehicular y con algunas escaramuzas con lesionados, una vez más en la zona del Plan Tres Mil y en otras áreas que han sido despejadas a la fuerza por el Gobierno.

La Policía ha optado más por la vigilancia que por la intervención de los puntos de bloqueos, que se instalaron desde la medianoche, sobre todo en las principales rotondas y en el área del monumento a El Cristo. El que se ha mostrado muy activo ha sido el ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, que junto a un grupo de funcionarios y seguidores del MAS han transitado por algunas vías con la tarea de desbloquear para que la gente trabaje. Lo han logrado en algunos sectores, pero no han conseguido activar las actividades laborales.

Algunos micros que circularon desde la madrugada se han mostrado sin pasajeros. Como en otros paros, las oficinas públicas abrieron pero casi no tienen a quienes atender. Dentro del cuarto anillo, algunos pequeños negocios también decidieron abrir pero están vacíos.

Así estaba esta mañana la zona del Palacio de Justicia

El Ministro de Gobierno minimizó las protestas al afirmar que solo hay 700 personas en 30 bloqueos. En este segundo paro por el censo, hubo más presencia de personas en las rotondas, sobre todo jóvenes, pero no como en otras medidas similares. La mayoría de la gente de la población cruceña ha preferido quedarse en sus casas, más aún por la copiosa lluvia que empezó a caer a las 7 de la mañana.

También se han dado roces entre los que paran y cierran la zona de El Cristo y algunos conductores de motocicletas y micros que intentaban cruzar el lugar.

Por su lado, el alcalde Jhonny Fernández decidió no acatar el paro y los empleados municipales se vieron obligados a llegar a las reparticiones municipales en la madrugada para eludir los bloqueos. En la misma casa del alcalde se instalaron toldos para una vigilia que busca evitar que lo ataquen. Lo mismo ocurrió en la Quinta Municipal.

Algunos puestos de mercados como el de la 4 de Noviembre abrieron y otros no. Casi no había concurrencia en este centro de abastecimiento.

Los cívicos han pedido a la Policía evitar el uso de la fuerza y han recomendado no responder a provocaciones de los grupos afines al MAS.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba