Gobierno confirma la muerte en su celda de Brasil del joven acusado de matar al fraile franciscano

El Gobierno confirmó la muerte de Marco Lucas Flores, acusado de asesinar al fray Wilberth Daza Rodas. De acuerdo a una comunicación en la cuenta de Twitter del ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, el sindicado de asesinato se quitó la vida en la celda en la que se encontraba en Brasil.

El hombre fue detenido la tarde del miércoles después de una pelea con una persona en São Paulo, Brasil, y la autoridades policiales gestionaban su deportación a Bolivia.

“Informamos al pueblo boliviano que el señor Marco Lucas Flores, detenido en Brasil hace pocos días y presunto asesino del religioso Fray Wilberth Daza Rodas, se quitó la vida en su celda en un recinto penitenciario de Brasil”, comunicó Del Castillo.

Flores fue acusado de matar a fray Wilberth la noche del sábado santo en la iglesia San Francisco de Santa Cruz.

Los investigadores encontraron en la habitación del sindicado colectores de limosnas con la identificación de la iglesia Franciscana y Bs 5.000. El prófugo, de 23 años, supuestamente pidió asilo en Brasil.

El fraile asesinado hace una semana nació en Macharetí (Chuquisaca). Lo mataron el sábado de la vigilia pascual entre las 21:00 a 21:30 en la iglesia San Francisco en Santa Cruz. Su cuerpo fue hallado cerca del baño.

Según las investigaciones de la Fiscalía recibió 17 golpes en el rostro y cabeza. Tras cometer el crimen, Flores habría tomado un expreso, a las 23:00, y llegó a Puerto Quijarro cerca de las 07:00 del 17 de abril. Desde ahí cruzó la frontera. 

También se informóde que hace meses también robó la caja fuerte de un convento en Cochabamba y provocó un incendio. Por eso y otras faltas fue expulsado de la congregación franciscana.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba