Lo cruceño en la política nacional

Autor: Luis Andia, politólogo

Antecedentes

Según el historiador Alcides Pareja, a fines de la década de los años 60, Santa Cruz inició un despegue demográfico y, luego, económico que acabaría por reconfigurar nuestro país, convirtiéndose en la potencia económica de hoy.

El crecimiento económico vino aparejado de presión por poder político. Durante la década de los ochentas se inició un proceso de movilizaciones regionales presionando al poder central, una agenda de reivindicaciones locales fundadas en la búsqueda de descentralización, primero, y, luego, autonomías.

En esa época el poder político comprendió que existía la necesidad de incorporar en sus filas y, después, estructuras gubernamentales a líderes cruceños, la mayoría de los cuales vendrían del civismo local revitalizado en ese momento.

Con la llegada de la democracia local, más la redistribución de recursos fiscales de la Ley de Participación Popular, se obligó también a las estructuras de poder político a generar cuadros locales que disputen el gobierno municipal de Santa Cruz de la Sierra.

Ya en el presente siglo, al acceder al gobierno nacional el MAS con su propuesta de cambiar la forma de Estado, Santa Cruz se convirtió en el bastión nacional de oposición.

Fue una posición política regional de connotaciones complejas que, en resumen, rechazaba un nuevo tipo de Estado que no la tomase en cuenta.

Durante las movilizaciones del 2019, a pesar de las diferentes explicaciones del hecho, lo que sí está claro es que, lo sucedido fue posible por la férrea e inclaudicable movilización y paro en Santa Cruz, dando lugar al inicio de otras movilizaciones en el resto del país. Fue un momento clave de influencia de Santa Cruz en el destino político del país.

En esa coyuntura destacaron tres tipos de actores políticos:

1. Los formales que se encontraban disputando el escenario electoral.

2. Los actores rupturistas, a la cabeza del Comité Cívico, y

3. Los nuevos actores ciudadanos aglutinados en plataformas.

A pesar de tal multiplicidad y diversidad de actores, todos ellos se unían en torno a la defensa del resultado del referéndum del 2016 y la idea de alternabilidad política.

Elecciones nacionales y subnacionales

Luego del interregno del gobierno de Añez, con una profunda crisis política y en medio de otra mayor económica y sanitaria por la pandemia del 2020, volvimos a votar en el país.

El caso cruceño, al haber sido vanguardia y mayor fuerza de los procesos de movilización contra los gobiernos del MAS, no garantizaba automáticamente el liderazgo de la oposición y tampoco ser la respuesta alternativa nacional al proceso de cambio masista. Esta confusión llevó a errores tácticos de los líderes cruceños, en las elecciones nacionales del 2019 y 2020. En ambos casos, la posición fue presentar una candidatura propia para la Presidencia con la idea de ganar las elecciones.

Con los fracasos en las presidenciales, ya en la subnacionales se practicaron alianzas políticas. La de mayor espectativa fue la formada entre Demócratas y Creemos,que garantizó la victoria de este último en la Gobernación, aunque la misma resultó poco útil para el candidato demócrata para el municipio de Santa Cruz de la Sierra.

El resultado en términos políticos fue de reorganización del campo político, incluyendo un cambio de guardia.

Los actores políticos relevantes en Santa Cruz

Es indiscutible el protagonismo central alcanzado hoy por Santa Cruz en la política nacional, habiendo sido parte fundamental de los procesos políticos más importantes en al menos las últimas dos décadas.

También tenemos hoy una sociedad cruceña altamente politizada, permanentemente preocupada y consustanciada de la política regional y nacional.

Pero aún hay muchas áreas pendientes por cumplir en el campo político, entre los que me animaría a mencionar: la falta de liderazgos con trascendencia nacional y la precaria organización e institucionalización política, entre las más importantes.

Además, los actores políticos parecen haberse debilitado en los últimos tiempos con respecto a 2019, veamos:

1. Los partidos políticos parecen haber tenido un retroceso importante, especialmente Demócratas, que se constituía en uno de los mejores esfuerzos de construcción política en Santa Cruz, e inclusive a nivel nacional.

2. El Comité Cívico mantiene una fuerza latente, pero no decisoria y central como años atrás.

3. Las plataformas ciudadanas han perdido protagonismo.

 Relación de poder con el nivel político nacional

 La organización Creemos, hoy referente departamental, pretende polarizar con el nivel nacional. Sin embargo, en esta primera etapa ha sufrido al menos tres problemas a superar:

1. Lograr generar gestión efectiva.

2. Desde su bancada nacional, no repetir el mismo libreto que ya caminaron tanto la bancada de Podemos y luego de Demócratas, y:

3. Evitar el desgaste político, al igual que el anterior gobernador. Por el momento vemos un relacionamiento interinstitucional necesario con el gobierno nacional, un discurso firme contra el centralismo y un, muy calculado, bajo perfil del Gobernador.

Perspectiva política regional

Desde inicios de siglo, cuando se marcó el momento en que Santa Cruz debería asumir el liderazgo nacional en lo político, ocurrieron muchas cosas importantes en este campo, así como también la persistencia de algunas falencias aún pendientes de superar.

Hoy Santa Cruz está obligada a asumir un protagonismo político nacional para darle un destino o un proyecto común a nuestro Estado.  Ahora, sin tanta electoralización política, es el momento oportuno de iniciar tan importante camino. Por eso, hay que iniciar urgentemente un debate amplio y democrático con todos los actores fundamentales del departamento, para pensar si debemos entrar a una nueva etapa histórica departamental que asuma la importante y difícil tarea de liderar el país, incorporando en esta visión la totalidad de la bolivianidad y sus múltiples riquezas, naturales y sociales.

Este es el desafío que nos ofrece la coyuntura. Está claro que no será sencillo por lo que implica. Sin embargo, tenemos los suficientes recursos humanos, información, tecnología y perspectiva global para lograrlo.

¡Vamos Santa Cruz! Avancemos como siempre, sin miedo al futuro.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba