CIDH observa pocos avances en materia de derechos humanos en Bolivia

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) verificará el cumplimiento de las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI) sobre el caso boliviano

En el marco de la Mesa de Seguimiento a las Recomendaciones del Informe del GIEI (MESEG), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) presentó su primer informe este miércoles en el país.

El relator para Bolivia, José Luis Caballero, remarcó que existe una especial preocupación por los “escasos avances” en las investigaciones sobre la vulneración de derechos humanos en la crisis del 2019 en Bolivia.

El informe del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) emitió 36 recomendaciones dirigidas a Bolivia enmarcadas en el resarcimiento de los daños a las víctimas, entre otras áreas, por la crisis de 2019. El informe presentado este miércoles es el primero de seguimiento de las recomendaciones. El acto central fue en La Paz y estuvo presente el ministro de Justicia, Iván Lima, entre otras autoridades.

En la presentación, Caballero indicó que en las fases de implementación de las recomendaciones es un desafío crear una ley sobre política integral de reparaciones de daños y esta debe ser elaborada con participación de las víctimas.

Aunque, valoró de forma positiva la ampliación de los mecanismos de control de seguimiento de las recomendaciones y habló de la necesidad de hacer un censo de las víctimas.

El relator remarcó que en el marco de los seguimientos de las recomendaciones uno de los caminos a futuro será verificar las reformas estructurales que se realizaron en Bolivia.

La Comisión CIDH llegó el 12 de diciembre y su visita se extenderá hasta el 14 de diciembre, en este tiempo de reunirá con distintos actores de la sociedad para hacer seguimiento al informe. Al respecto, el ministro de Justicia, Iván Lima remarcó que en la visita de la Comisión esta se reunirá con siete de los nueve magistrados del Tribunal Constitucional Plurinacional, entre otras autoridades.

En media de la crisis judicial, una misión de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) inició sus tareas de fiscalización sobre la situación de la justicia y de los derechos humanos en el país.

José Luis Caballero, comisionado para Bolivia de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), llegó al país para verificar el seguimiento al cumplimiento de las recomendaciones del Grupo Interdisciplinario de Expertos Internacionales (GIEI). La oposición pide audiencia.

El ministro de Justicia, Iván Lima, informó que hoy, Caballero visitará en la ciudad de El Alto, en Senkata, a las víctimas de la crisis de 2019, con quienes se reunirá para conocer respecto a los avances en el cumplimiento de las recomendaciones del GIEI.

Asimismo, se reunirá con el fiscal general del Estado, Juan Lanchipa, con el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Ricardo Torres, así como con la sociedad civil y los medios de comunicación.

“Esta visita es muy importante porque evalúa los avances y la atención a las víctimas”, declaró el titular del Ministerio de Justicia en contacto con los medios de comunicación, su presencia en el país es específicamente para presentar el informe de la Mesa de Seguimiento a las Recomendaciones del Informe del GIEI (MESEG-Bolivia).

Los senadores y diputados de Creemos solicitaron una audiencia con la delegación de la CIDH, a través de una carta remitida a la secretaria Ejecutiva de la CIDH, Tania Reneaum Panszi, “para reiterar nuestra preocupación por la crisis que atraviesa el país, con la persecución política, la violación sistemática de los derechos humanos y la complicidad con la que al parecer actúa la CIDH, que no ha otorgado medida cautelar alguna en favor de los presos políticos de Bolivia,  ni ha condenado los excesos del Gobierno boliviano”.

La senadora Centa Rek (Creemos) ha señalado que tanto la CIDH como la Mesa de Seguimiento a las Recomendaciones del GIEI deben considerar y asumir su responsabilidad al no haber evaluado objetivamente el comportamiento del gobierno boliviano, que maneja un doble discurso, y que continua con una política del garrote en contra de sus ciudadanos, en especial en contra de los presos políticos

“Es necesario que la CIDH considere nuestros testimonios e información y reconduzca el seguimiento de las Recomendaciones del GIEI, asegurando de forma objetiva e independiente los derechos humanos de los que se encuentran injusta y arbitrariamente detenidos por el Régimen de Luis Arce”, se lee en la carta.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba