Presidente de Urubó Golf admite que hay molestia de algunos socios, pero asegura que cuentan con servicios básicos y promete finalizar obras en 2023

El presidente de Urubó Golf, Luis Carlos Kinn, respondió al anuncio de la denuncia planteada por el abogado Agustín Zambrana en representación de algunos copropietarios por acuerdos comerciales incumplidos en sus viviendas que tienen que ver principalmente con servicios básicos. Kinn pidió primero que los dejen trabajar, que admite que hubo algunos retrasos en la finalización de algunas obras por la pandemia del coronavirus, pero que el compromiso es concluir con todo a fines de 2023.

«Pido que nos dejen trabajar. Estamos reasumiendo las obras atrasadas y de pronto salen con este tipo de acciones que lo que hacen es entorpecer estas gestiones que con tanta dificultad nosotros después de la pandemia y la crisis hemos retomado para poder cumplir con nuestros clientes, los copropietarios y la gente que nos compró acciones de empresa country club. Nos está haciendo daño a la empresa, a los otros copropietarios y los que compraron acciones. Yo creo que los que iniciaron esto no se imagina la magnitud del daño que están causando», manifestó, en entrevista con Asuntos Centrales.

Sobre la supuesta denuncia penal, afirmó que no fue notificado formalmente y cuando se dé hará la representación correspondiente ante las autoridades.  

«Entiendo la molestia que hay por algunas obras no concluidas ¿Quién no sufrió el efecto de la pandemia? También nosotros la sufrimos, encima sufrimos el efecto de que hay por un solo puente, estamos gestionando más puentes, ya se autorizará el puente de la Roca y Coronado. Eso abre otro panorama y vamos a cumplir con las obras inconclusas, a terminar el country club y hasta diciembre de 2023 cumpliremos con nuestros clientes», comprometió.

Consultado sobre si es cierto que se logró ventas por más de $us 100 millones que se invirtieron en otros proyectos, lo que aparentemente generó iliquidez para concluir con las obras, respondió: «Eso es falso, no hemos invertido $us 100 millones en otros proyectos. Nosotros hemos invertido $us 93 millones en el proyecto y eso está demostrado contablemente. Hubo un excedente que tuvimos en la época de las vacas gordas, cuando había exceso en caja, como toda empresa privada hicimos inversiones en otros proyectos en el Urubó, porque se veía otra visión de futuro y se veía autorización de más puentes, eso no sucedió. Simplemente eso fue un factor externo. La semana anterior tuve reuniones con el alcalde Jhonny Fernández y se comprometió que ese puente saldrá rápidamente y eso descongestionará el trafico al Urubó Golf, el puente paralelo es un alivio, y habrá otro puente. Son buenas noticias por eso pedimos que nos dejen trabajar y los vamos a hacer».

Respecto a los servicios básicos demandados por algunos vivientes de la urbanización, aclaró que se cuenta con lo necesario para vivir y que se está trabajando en completar con los acordado. “Tienen energía eléctrica aérea y nuestro compromiso es subterránea, recién hemos logrado un contrato con una empresa y estamos ya con el proyecto en la CRE aprobado y comenzará este trabajo pronto. La energía eléctrica no la generamos, lo provee la CRE y a veces hay baja tensión o se cae un árbol y tenemos que estar atentos. Hay servicio de agua y lo provee Saguapac, no nosotros, el alcantarillado estamos con un sistema temporal hasta llegar a uno definitivo, se maneja con pozos sépticos y nosotros hacemos el mantenimiento. Hemos firmado con otra empresa y ellos están entrando esta semana porque los estudios de ingeniería tienen que ser validados por Saguapac. La fibra óptica, tenemos dos sistemas de Entel y Tigo. Nos falta el gas domiciliario, la matriz de YPFB no llega al Urubó Golf, no depende de nosotros, apenas llegue a esa zona por supuesto realizaremos las conexiones», detalló.

En su criterio, detrás de la demanda existen intereses oscuros que buscan tomar el control de la empresa que maneja el Country Club de Urubó Golf. «Hay otros intereses oscuros detrás de esta gente que lanzó esta campaña. Sospechamos, después de escuchar las últimas reuniones con los abogados como Agustín Zambrana. La empresa propietaria del Country Club no tiene nada que ver con las viviendas ni los servicios básicos, la empresa dueña del Country Club tiene un patrimonio de $us 50 millones en libros y cuando se terminen las obras valdrá mucho más. Puede que el interés de esta gente sea tomar control de esta empresa que es una sociedad anónima», indicó.

Consultado sobre los plazos para concluir con las obras pendientes, dijo que esperan concretar ventas de los terrenos y las acciones, en el marco de la recuperación económica que se avecina, por cerca de $us 30 millones para finalizar las obras inconclusas hasta finales del próximo año. «Hemos hecho una reprogramación de ingresos y de la ejecución de obras, tomando en cuenta que el puente paralelo se abrirá en los próximos tres meses, lo que permitirá generar ventas por $us 30 millones, esperamos en los próximos dos años. Estamos seguros de que vamos a lograr», prometió.

También hizo notar que la demanda afecta la inversión de más de 1.000 personas y la imagen de Urubó Golf.  “Esta campaña busca poner por los suelos el proyecto ante la gente que no conoce, porque el que conoce Urubó Golf sabe que es mentira. Tenemos las únicas canchas de golf con características internacionales, en sentido de que son las únicas avaladas para torneos internacionales, es un orgullo para Bolivia, tenemos miles de kilómetros peatonales, cinco canchas de tenis. Echar por tierra la imagen de una empresa, de un proyecto es algo que no acabamos de entender. No es en absoluto el interés de la mayoría de los propietarios», acotó.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba