Robert Brockmann: “Manuel Rocha ayudó a colocar a Bolivia en la órbita cubana”

Robert Brockmann destacó que el caso Manuel Rocha es uno de los más graves de la historia del espionaje mundial

En un artículo esclarecedor, el periodista e historiador Robert Brockmann cuenta detalles de una cena en la que el entonces embajador de Estados Unidos en Bolivia, Manuel Rocha, reunió a periodistas y dirigentes sociales para convencerlos de que no había sido su intención favorecer al candidato de izquierda Evo Morales Ayma tres días antes de las elecciones de junio de 2002 con aquella polémica declaración en la que pedí no votar Morales bajo amenaza de que Estados Unidos suspendería sus relaciones con Bolivia.

En diálogo con Asuntos Centrales, Brockmann remarca el enorme impacto que tuvieron esas declaraciones en el proceso electoral boliviano y las lecciones que hoy deja a la luz de conocer la investigación que señala que Rocha actuó como “agente encubierto” de la Dirección General de Inteligencia de Cuba (DGI) durante más de 40 años.

Acababan de suceder las elecciones de junio de 2002 y cuatro días antes las declaraciones de Manuel Rocha habían modificado la configuración política por completo.

Todos esperaban que la pugna sea entre Gonzalo Sánchez de Lozada y Manfred Reyes Villa, pero surge esta declaración de Rocha en la que advertía sobre el peligro de votar por un candidato que respaldaba el terrorismo y el narcotráfico, sin aludir directamente a Evo Morales.

“Esta posición generó el efecto contrario, mucha gente votó precisamente por Morales en rechazo a la injerencia del Embajador y, con ello, cambió la historia. Fue un voto reacción en contra de Rocha”, dijo Brockmann.

“Rocha, incluso, esperaba que Evo Morales pudiera votar por Gonzalo Sánchez de Lozada en el Congreso, cosa que después se vio que era imposible porque Evo no quería saber nada con el sistema tradicional de partidos”, dijo Brockmann.

“Creo que no podemos reducir todo a decir que le debemos exclusivamente a Rocha el enorme lugar que obtiene Evo Morales en esa elección, pero sin duda fue un factor muy importante”, remarcó el analista.

Días después, Rocha invitó a la prensa y a otros dirigentes sociales a una de las 5 cenas que el diplomático organizó para explicar el sentido de sus declaraciones.

“Rocha intentó justificar su accionar. Nadie hablaba de otra cosa que no sea la metida de pata del Embajador de Estados Unidos que había convertido a Evo Morales en la segunda opción presidencial y había relegado a Manfred Reyes Villa al tercer lugar”, recordó.

“Creo que la declaración de Rocha fue de muto propio. Un funcionario de la embajada me dijo que Rocha no había mostrado su discurso a nadie, ni siquiera minutos antes de la declaración en Chimoré. Normalmente se acuerda los términos de una declaración, pero como era el jefe de la Embajada podía tener esta prerrogativa de no mostrar a nadie lo que iba a decir”, indicó Brockmann.

“Ahora parece más clara la motivación de por qué Rocha dijo lo que dijo. En aquel entonces parecía una metida de pata gigantesca, lo cual no extraña porque los estadounidenses no son los más sutiles del mundo”, afirmó.

“Yo creo que en esa serie de cenas donde intentaba “sacar la pata” Rocha dio a conocer argumentos plausibles, pero ya estaba el daño hecho. Ya no importaban muchos las justificaciones, pero el efecto había dado un resultado concreto”, indicó.

“A la luz de lo que se conoce hoy con la investigación del FBI, el hecho de que se haya logrado colocar a Bolivia en la órbita de la política cubana es un logro mayor. Hoy, 21 años después, seguimos allí y no sabemos si vamos a salir de esa órbita cubana”, alertó Brockmann.

“El caso Rocha ingresará en los anales de la historia del espionaje y de la inteligencia. Hubo casos de espías en diferentes organismos del Estado en EEUU, pero ninguno de tan larga duración ni que hubiera tenido una consecuencia tan importante como es el caso de Rocha y el proceso político boliviano. El gran agente catalizador de ese cambio fue esta declaración de Rocha”, remarcó Brockmann.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba