Se disparan los casos de dengue en el Trópico de Cochabamba

El dengue y otras enfermedades tropicales avanzan con la llegada de las lluvias

Tras las primeras lluvias de enero, el sistema sanitario activó la alerta para prevenir enfermedades tropicales como el dengue, que son transmitidas por la picadura de mosquitos infectados. El Servicio Departamental de Salud  (Sedes) reportó más de un centenar de casos y dos decesos, la mayoría en el trópico de Cochabamba, informó Los Tiempos.

El jefe de Epidemiología del Sedes, Rubén Castillo, informó que, de acuerdo con el reporte de la segunda semana epidemiológica de enero de 2024, hay 146 casos confirmados de dengue, concentrados en Villa Tunari, Shinahota, Entre Ríos, Puerto Villarroel y Chimoré.

Además, se registraron casos aislados en la ciudad de Cochabamba y en Omereque. Estas cifras son un indicativo alarmante de la expansión geográfica del mosquito Aedes aegypti, el principal vector de esta enfermedad. (Ver infografía).

El responsable del Programa Dengue del Sedes, Efraín Vallejo, mencionó que, además del dengue, hay otras enfermedades tropicales como el hantavirus (un caso sospechoso), la leptospirosis y la fiebre hemorrágica del virus Chapare, aunque con menor incidencia. Afortunadamente, subrayó que la malaria, otra enfermedad tropical que preocupa a nivel nacional, fue eliminada desde 2017 en Cochabamba, pero aún se notifican casos importados.

En este contexto, entre las diferentes enfermedades, el dengue se convirtió en una preocupación central para las autoridades sanitarias, luego de confirmarse el dos decesos el 8 enero. Actualmente se llevan a cabo campañas de promoción y prevención, en colaboración con los gobiernos municipales, para la limpieza de áreas propensas a la acumulación de agua y se incide en la educación de la población sobre las medidas de cuidado, indicó la directora del Sedes, Cintia Rojas.

Castillo subrayó que el dengue, el chikungunya, el zika y la fiebre amarilla comparten síntomas y signos de alarma como la fiebre y el malestar general, lo que requiere una investigación rápida y un diagnóstico preciso. Los resultados de las pruebas para enfermedades como el dengue y la malaria se obtienen entre 24 y 48 horas, mientras que para la leishmaniasis se colabora con universidades y otras instituciones para su diagnóstico.

Castillo añadió que el serotipo de dengue actualmente predominante es el 2 y  3, particularmente peligroso por los signos graves de la enfermedad. “La población no está dando la importancia debida”, observó.

El Sedes reportó dos decesos por dengue en 2023, pero ambos fueron casos importados. En 2022, tres personas fallecieron, entre ellas un niño, según un informe oficial. Las brigadas de salud realizan visitas domiciliarias para fomentar la eliminación de criaderos en el trópico y en el eje, aunque la población prefiere optar por la fumigación.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba