Teoría económica para envidiosos

por Gonzalo Chávez Alvarez (*)

Se ha suscitado una ola de críticas porque se ha revelado que Albertina, la Tiktoker nacional, cobraría 1000 $ por un anuncio.

Esto suscitó muchas críticas. Pero me concentraré simplemente en dos. Hay algunos echan el grito al cielo porque una joven gane 1000 por algunos minutos u horas de trabajo. Les parece una fortuna. Otros se espantan y decepciona porque la acusan de estar utilizando la pobreza para lucrar. Ambas aproximaciones muestran una supina ignorancia de cómo funciona la economía en un sistema capitalista. O alguien cree que estamos en un sistema socialista?

A Rigor en Bolivia vivimos un capitalismo de amiguetes en un mar de informalidad con algunos lunares de modernidad.

Pero volviendo al tema de Albertina. Ella está en la industria  del Internet y la comunicación masiva.  ciertamente ella Invirtio con muchas horas de trabajo para ir adquiriendo una audiencia de aproximadamente 6 millones de personas.  Una audiencia muy grande tanto a nivel Bolivia como América Latina.

Muchas radios, televisiones, periódicos o inclusive otros Influencers ni se aproximan a estos valores. Ella tiene un efecto de economía de red muy grande. Lo que diga o anuncien o venda llegará a mucha gente. Ya tiene un activo más valioso. Sus presentaciones tienen valor de mercado.

Con una audiencia potencial mucho menor una televisión o radio, en horario noble, cobra por segundos varios dólares.  (Espero la colaboración de los que tienen estos datos de manera muy precisa). Un anuncio de una página entera en un domingo en un periódico de circulación nacional debe estar en torno de 1000 y 1500 dólares. 

Por tanto más allá de los prejuicios y las estupideces, no es descabellado que le emprendedora Albertina quiera cobrar 1000 $ y por supuesto, debe haber alguien que le quiere pagar. Ella también debe de tener algunos costos de un camarógrafo otro tipo de apoyo. Dada la dimensión del mercado en Bolivia, no creo que sean muchos los que le pagan. En otro País sería rica y admirada.

Hay algunos que se espantan porque dicen que en el sector público o privado un joven no gana más de 3000 Bs. al mes. Son Mercados completamente diferentes. Albertinas hay pocas, en cuanto trabajadores en diferentes áreas hay miles. Es un tema de oferta y demanda. 

Albertina realiza sus Performance desde la realidad en el área rural en Chuquisaca. Donde ciertamente se ven grados elevados de pobreza. Creo que es auténtica. No creo que haya ganado dinero en los últimos dos años como para revertir esta situación de la familia. Ojalá que a Futuro lo haga.

Ciertamente está su condición social tiene un nivel de apelación sobre ciertos públicos, pero eso no le quita nada al talento, naturalidad y creatividad que ella tiene.

Hace muchos años políticos e inclusive organizaciones no gubernamentales están en la industria de la pobreza. Viven de eso. No debería espantarnos, por lo tanto, que una joven talentosa, reflejando su realidad, quiera mejores condiciones para ella y su familia.  es una aspiración totalmente legítima.

Finalmente, es altamente probable que el ciclo de vida económica de una Tiktoker sea menor que la de un futbolista. Su ventanas de oportunidades financieras son pequeñas.

*Economista

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Mira también
Cerrar
Botón volver arriba