Trump gana en New Hampshire y se consolida como candidato

Donald Trump gana dos elecciones clave en Iowa y New Hampshire, pero el camino de las primarias es largo todavía

Donald Trump vuelve a ganar y se consolida como el candidato republicano para llegar a la Casa Blanca. Su triunfo en las elecciones primarias de New Hampshire ha quedado claro al poco de cerrarse las urnas. La victoria de Trump en New Hampshire sobre Nikki Haley se suma al éxito aplastante del expresidente la semana pasada en los caucus de Iowa. En el último medio siglo, todos los candidatos que han ganado en Iowa y New Hampshire han logrado la nominación como candidatos a las presidenciales. Trump tiene el camino aparentemente despejado, pero su rival, Nikki Haley, se resiste a tirar la toalla, lo que ha amargado algo la fiesta al exmandatario.

“Esta carrera está lejos de terminar, hay docenas de Estados por delante y el siguiente es mi dulce Estado de Carolina del Sur”, ha dicho Haley en su comparecencia de este martes tras las elecciones. “Los votantes de Carolina del Sur no quieren una coronación. Quieren unas elecciones y vamos a tenerlas porque solo estamos empezando”, ha añadido. Trump ha mostrado su enfado al aparecer una hora después: “¿Quién demonios era la impostora que ha subido al escenario que iba delante y se ha atribuido la victoria? Lo ha hecho muy mal en realidad”, ha dicho el expresidente, pese a que lo primero que hizo Haley fue felicitarlo como ganador.

New Hampshire era el Estado donde tenía mejores perspectivas la exembajadora de EEUU ante la ONU, la única rival real de Trump que quedaba el martes tras la retirada del gobernador de Florida, Ron DeSantis. Pero si Haley no ha sido capaz de ganar en este Estado relativamente moderado, donde contaba con el apoyo entusiasta del gobernador, Chris Sununu, y donde los votantes independientes tenían la posibilidad de participar en las primarias republicanas, más difícil lo va a tener en el resto del país. Con un 91% escrutado, Trump tiene un 54,8% de los votos, frente al 43,2% de su contrincante.

La victoria de Trump es clara, pero no aplastante, como los 30 puntos de diferencia que sacó tanto a DeSantis como a Haley en Iowa. Y ha sido inferior a la que pronosticaban las encuestas, lo cual no le ha gustado al expresidente, que ha arremetido contra su rival. “Ron quedó segundo [en Iowa] y se ha ido; ella quedó tercera y sigue por ahí. La otra cosa es que ella solo ha tenido el 25% de los votos republicanos. No sé si habéis visto el tremendo número de independientes que han votado porque tenéis un gobernador que francamente no sabe qué diablos está haciendo en este Estado”, se ha quejado.

“No dejemos que alguien se lleve una victoria cuando ella tuvo una muy mala noche”, ha insistido Trump. “Está dando un discurso como si hubiera ganado. No ha ganado. Ha perdido”, ha continuado, para añadir: “Solo una pequeña nota para Nikki: no va a ganar”.

Su discurso no ha sido eufórico, como el de la semana anterior en Iowa, sino más bien algo colérico. “No me enfado demasiado. Me desahogo”, dijo en un momento dado. La campaña de Haley lo ha descalificado, diciendo que ha sido un “desvarío furioso y farragoso”. “Si Trump está en tan buena forma, ¿por qué está tan enfadado?”, se preguntaban.

La próxima cita es en Nevada, donde Haley no está inscrita en los caucus, las asambleas que van a elegir a los delegados para la convención republicana, sino en las primarias, votaciones en urna, que en ese Estado están desautorizadas por el partido. Trump, por tanto, se llevará allí el 100% de los delegados. Luego llega el 24 de febrero Carolina del Sur, el Estado de origen de Haley y del que fue gobernadora, pero donde Trump lidera las encuestas y cuenta con el respaldo del aparato del partido y la inmensa mayoría de sus líderes locales. El camino de Haley está lleno de obstáculos.

Si los actos de campaña de estos días sirven de indicio, la victoria de Trump en New Hampshire se veía venir. Ha dado sus mítines en polideportivos y teatros con mucha más capacidad que las salas de institutos, colegios, restaurantes y hoteles que ha elegido Haley. Los simpatizantes han abarrotado los lugares donde intervenía el expresidente tras aguardar durante horas pese al frío y la nieve.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba