YPFB reduce provisión de diésel a Santa Cruz para combatir la especulación

Los surtidores se han declarado en emergencia por las medidas restrictivas para la venta de combustibles

El presidente de YPFB, Armin Dorgathen, reconoció que la estatal petrolera redujo la provisión de diésel para los surtidores en el marco de la política de lucha contra el contrabando. En algunos surtidores todavía se registran filas para la compra de carburantes.

Para Dorgathen, estas filas se deben a la especulación que “solo se da en Santa Cruz”. Admitió que aplicando una política de “abastecimiento controlado” se redujo la entrega diaria de 2.600 metros cúbicos a 2.400 metros cúbicos.

Con esta medida, se deja de despachar 200.000 litros (equivalente a los 200 metros cúbicos) lo que significa una reducción de entrega del 7,7%. El ejecutivo explicó que esto se aplica como parte de un plan de abastecimiento controlado de combustibles y control del contrabando.

“No es que no hay diésel, sí hay diésel; estamos despachando alrededor de 2.400 metros cúbicos por día lo que normalmente despachábamos 2.600 metros cúbicos por día. Solo hacemos esta diferencia de abastecimiento controlado, diésel hay”, remarcó.

“Otra vez, siempre en Santa Cruz, vemos especulación (…). Es un tema especulativo, lo vemos desde hace tiempo atrás”, señaló Dorgathen, presidente de la estatal petrolera.

Cuando se le consultó a Dorgathen si ese “abastecimiento controlado” no era la causa para las filas en las estaciones de servicio aseguró que no debería tener ninguna incidencia. “No hay desabastecimiento. Ha bajado nada, lo que hemos bajado ha sido 200, de 2.600 a 2.400 metros cúbicos”, reiteró.

El máximo ejecutivo de la estatal petrolera destacó que no se registraron filas en las estaciones de servicio del resto del país, como ocurre en Santa Cruz y relacionó esta situación con surtidores que no cumplen con las normas contra el contrabando de combustibles.

Mencionó que en las estaciones de servicio se aplicó un “abastecimiento controlado” de diésel pero no de gasolina; sin embargo, en los surtidores se veían filas buscando este último combustible.

“Eso nos muestra que Santa Cruz, que a través de las estaciones de servicio de Santa Cruz existe un contrabando fuerte de combustibles, porque utilizan más combustibles del que debería utilizarse”, aseguró Dorgathen.

Agregó también que “tiempo atrás”, cuando se reportaban un supuesto desabastecimiento en Santa Cruz se llegó a despachar entre 3.200 y 3.400 metros cúbicos de diésel, es decir “1.000 metros cúbicos más” de lo normal; sin embargo, en jornadas posteriores la demanda no bajaba de los 2.600 metros cúbicos.

“Se volvían a despachar 2.600 metros cúbicos. Entonces dónde están esos 1.000 metros cúbicos. Esos son los detalles que estamos viendo para ver cuánto es lo que el mercado necesita, que no haya excedentes por especulación”, señaló Dorgathen.

SURTIDORES EN EMERGENCIA

A través de un comunicado, el miércoles la Asociación Nacional de Comercializadores Privados de Hidrocarburos (Asosur) se declaró en estado de emergencia en rechazo al Decreto Supremo 4910, que establece nuevos límites en la comercialización de combustibles en Bolivia.

”Nos declaramos en emergencia por el DS 4910 y las resoluciones que lo reglamentan toda vez que ponen en riesgo nuestras inversiones exponiéndonos al peligro de ser intervenidos y ser expulsados de nuestras propias instalaciones”, señala parte de un comunicado difundido por Asosur. Ese mismo día el Gobierno y Asosur sostuvieron una reunión y los comercializadores de combustible pidieron socializar el DS 4910.

Asuntos Centrales

Programa radial que se emite de lunes a viernes de 17:00 a 19:00 a través de Marítima 100.9

Deja un comentario

Botón volver arriba